Haga del aguinaldo su aliado si aún está pagando su hipoteca

Esta prestación debe pagarse antes del 20 de diciembre, y tiene que ser equivalente a, por lo menos, 15 días de salario.

Ante los mil usos que se le pueden dar al aguinaldo, si usted está por comprar una casa seguramente sabe de antemano el destino de esta prestación, pero ¿cómo sacarle el mejor provecho?

De acuerdo con la plataforma Propiedades.com, lo más importante es ir haciendo ahorros a través del aguinaldo y demás; sin embargo, es difícil que éste haga la diferencia entre comprar y no comprar una casa, informa la página citando a Fernando Soto-Hay, director general de Tu Hipoteca Fácil.

Si está pensando en comprar un inmueble o ya está pagando una hipoteca, existen algunas opciones para usar de manera adecuada su aguinaldo.

1. Adelante mensualidades. Los expertos coinciden en que el mejor uso que podría darle al aguinaldo es el adelanto de una o dos mensualidades al pago de la hipoteca.

“Adelantar mensualidades siempre tiene un efecto muy positivo porque no sólo reduce la deuda, sino también reduces el costo financiero inmediato del crédito”, explicó.

Si además lo hace desde el principio, podría incluso reducir en algunos años el tiempo en que estará pagando la hipoteca.

“Sobre todo en los primeros años del crédito, si uno ve las tablas de amortización, del total de la mensualidad prácticamente todo va a intereses y muy poco a capital”, señaló Joan Lanzagorta, columnista y especialista en finanzas personales de Planeatusfinanzas.com.

2. Aumente el enganche. La idea es que al contratar un crédito hipotecario tenga ahorrado al menos 20% del costo del inmueble para darlo como enganche.

“Entre menos deuda contrate, en términos generales, mejores condiciones de crédito tendrá y menos costo agregado habrá en el tiempo. Si tiene excedente en el aguinaldo, siempre es recomendable aportarlo al enganche”, indicó Fernando Soto-Hay.

3. Úselo para pagar gastos iniciales o finales. Al solicitar un crédito hipotecario hay otros gastos adicionales que muchas veces se cubren con el mismo crédito otorgado por el banco, como avalúos, gastos notariales e impuestos.

Sin embargo, éstos terminan por incrementar el monto solicitado y, a la larga, el monto de la deuda. Una vez que termina de pagar la hipoteca, también hay un gasto final para cancelarla, aunque éste es menor.

La recomendación principal es analizar detenidamente de cuánto aguinaldo dispone y en qué lo va a utilizar; se vale darse un gusto, pero no desaprovechar toda la prestación, indica la plataforma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*