¿Qué te conviene, invertir en la Bolsa o en una casa?

El Financiero realizó un ejercicio comparativo entre lo que habrías ganado si hubieras invertido un millón de pesos en un departamento hace 5 años o si lo hubieras apostado en la Bolsa Mexicana de Valores, de acuerdo con datos de la BMV y la Sociedad Hipotecaria Federal.

 

En México se dice que la
mejor inversión son los ‘ladrillos’, ¿pero es mejor que invertir en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV)?.
Con datos de la BMV y de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), El Financiero
realizó un ejercicio comparativo entre lo que habrías recibido si hubieras invertido un millón de pesos en la compra de un departamento
hace 5 años o si ese millón lo hubieras apostado en la Bolsa.Si en
2010 hubieras comprado un departamento de contado en el Distrito Federal, al
cierre de 2014, te habría generado una plusvalía de 31 por ciento, es decir, si
decidieras vender el inmueble, obtendrías un millón 310 mil pesos, de acuerdo
con datos de la SHF. A la apreciación de los inmuebles se suma la renta que
puedes obtener al arrendar el inmueble, que al año suma entre 5 y 7 por ciento
del valor del inmueble, estimó Fernando Soto-Hay, director general de Tu
Hipoteca Fácil.

Si
hubieras decidido orientar el mismo millón en las 35 principales emisoras de la BMV, es decir en el Índice de Precios y Cotizaciones, habrías
obtenido el mismo rendimiento, 31 por ciento: un millón 310 mil pesos.

La
diferencia entre canalizar el dinero en uno u otro activo tiene que ver con los
distintos tipos de inversionistas, de acuerdo con su perfil de riesgo, necesidad de
liquidez y plazo que desea mantener su inversión.

Gabriel
del Castillo, director de nuevos negocios de Softec, explicó que para adquirir una vivienda se
debe definir si se trata de una inversión a nivel patrimonial, a nivel
inversionista o como un lugar para la familia.

“Si lo
ves desde el punto de vista de un inversionista, este puede ver desde dos
dimensiones, una que es patrimonial y con la que tiene un doble efecto, por
plusvalor y acumulador, generando un doble crecimiento para quien invirtió”,
dijo Del Castillo.

Soto-Hay
agregó que en el caso de la inversión en inmuebles, también debe considerarse un desembolso fuerte para
concretar la compra, debido a costos de la operación, como el pago a notario,
señaló.

Los datos
de la SHF revelan que una mejor inversión habría sido comprar la casa en la delegación Benito Juárez,
pues en el periodo de referencia, la plusvalía habría sido de 33 por ciento.

Invertir en el
mercado de capitales de la BMV 
requiere
una inversión mucho menor que en la vivienda; mientras que una casa cuesta al menos 500 mil
pesos en el Distrito Federal, invertir en la BMV se puede hacer desde mil pesos
en una plataforma electrónica.

Carlos
Ugalde, subdirector de Análisis de Signum Reseach, detalló que si bien la
inversión es baja, para ver rendimientos se debe mantener dentro del mercado
con una buena diversificación y a largo plazo.Ugalde
destacó que entre 2002 y lo que va de 2015, el IPC de la BMVdio un rendimiento ocho veces superior al de la deuda gubernamental, usualmente
considerado como una inversión segura; mientras que en el último año el
comportamiento fue inverso.

Existen
diferentes formas de asumir el riesgo en el mercado: al invertir mediante una
plataforma electrónica y con falta de experiencia, el riesgo se eleva; pero si
se opta por una sociedad de inversión, la casa de bolsa decide la mezcla de
riesgo adecuada para el perfil de cada inversionista, agregó Ugalde.

La
diversificación también es un riesgo. Si se hubiera invertido sólo en acciones de Comercial Mexicana, hoy los
títulos valdrían el triple que en 2010; por el contrario, de haber apostado en
acciones de la viviendera Urbi, hoy habría perdido toda su inversión ya que no
sólo cayeron 100 por ciento sus títulos, sino que también están suspendidos en
el mercado, debido a que se encuentra en concurso mercantil.

FIBRAS, UNA
ALTERNATIVA COMBINADA

Las Fibras son la opción para participar en el mercado
inmobiliario y accionario al mismo tiempo.

“Una de
las motivaciones para la creación de este tipo de instrumentos fue el ahorrarse
los costos en que se incurren en otro tipo de inversiones inmobiliarias o desarrollar propiedades para renta y documentación, entre
otros”, explicó Armando Rodríguez, analista de Signum Research.

Los inversionistas se benefician tanto por la apreciación de los títulos en el
mercado, como por el crecimiento de la Fibra, mediante la integración de nuevas
propiedades a su portafolio, lo que se refleja en mayores flujos a distribuir
de forma trimestral. Las Fibras no retienen la utilidad que generan y distribuyen el 95 por
ciento de su resultado fiscal de forma trimestral.

Desde su
surgimiento, en marzo del 2011, a la fecha, el Índice de las Fibras de la BMV ha
dado un rendimiento de 126 por ciento. Fibra Uno y Fibra Danhos, 101 y 42 por
ciento, respectivamente.

Gracias Ana Valle

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*